Baldosas solares, qué son y usos

El sol que brilla sobre nosotros es un recurso energético prácticamente infinito, visto desde la escala humana actual. Pero mucha de la radiación luminosa del sol termina incidiendo y calentando paredes, techos y pavimentos de nuestras ciudades y domicilios.

El calor generado por la irradiación solar genera efectos perniciosos como la isla de calor que existe sobre nuestras ciudades, e indirectamente incide en mayores costes de climatización. Muchas compañías comercializan con estos objetos.

Sobre los tejados podemos colocar paneles y colectores solares para aprovechar parte de esa energía. Pero, ¿qué podemos hacer por nuestros pavimentos y pisos?

Una baldosa solar representa un salto tecnológico importante sobre los pavimentos tradicionales y una forma de aprovechar la energía solar.

A través de este artículo te mostraremos todo lo que necesitas saber sobre las baldosas o losetas solares.

baldosa solar, todo sobre la baldosa solar, baldosa solar España, todo sobre la baldosa solar

Pavimentos solares, una nueva oportunidad para un viejo concepto

Los pavimentos solares, como concepto, surgieron a mediados de la década de 1990. Esto implica la unión de dos industrias casi antagónicas la antigua industria de los pavimentos y adoquines, con los paneles solares fotovoltaicos de alta tecnología.

Uno de los métodos más básicos, pero eficaces, consiste en la instalación de paneles solares a lo largo de las carreteras aisladas. Esto se ha utilizado con mucho éxito en rutas interestatales de los EEUU y en algunas carreteras alemanas.

Esto permite, por ejemplo, alimentar señales de tráfico, luces de señalización e incluso los ventiladores de los túneles subterráneos. Pero una baldosa solar permite acercar estos conceptos al consumidor.

Baldosas solares. Pavimentos fotovoltaicos para nuestras ciudades

Una baldosa solar se fabrica integrando un material cerámico transitable con un panel solar. Esta combinación admite muchos usos, excepto el tránsito vehicular extra-pesado.

Se pueden combinar con baldosas tradicionales, pues vienen en formatos compatibles con estas. De esta forma pueden integrarse sin dificultad a los entornos urbanos, al no tener que renunciar a la estética.

Por lo general vienen en formato cuadrado, son de color oscuro y con un recubrimiento cerámico traslúcido, muy resistente a las rajaduras e impactos.

La ubicación de un módulo solar sobre el pavimento implica que los rendimientos serán más bajos que los de otras ubicaciones. Esto es debido principalmente a dos razones.

Por un lado, la orientación horizontal de la baldosa no permite la óptima irradiación solar. Y en segundo término el factor ensuciamiento, que disminuirá ocasionalmente el rendimiento de la instalación.

Entre los puntos positivos tenemos la facilidad de uso del pavimento como base de apoyo, y que se trata de un elemento útil que no ocupa espacios necesarios en los entornos urbanos modernos.

La fabricación de baldosas solares con materiales adecuados para su incorporación al pavimento y con resistencia al paso de vehículos, y con una fricción adecuada para el desplazamiento de los peatones, lo convierten en un elemento de gran interés para la incorporación en entornos urbanos.

Aplicaciones de las baldosas solares

Existen múltiples aplicaciones para estas baldosas o losetas solares en los entornos urbanos públicos y privados. Entre estas tenemos:

Pueden usarse para señalización a nivel del suelo, bien sea para el tráfico o para los peatones. A esto se le añade la iluminación con fines decorativos o publicitarios.

Generación energética para suministrar electricidad al alumbrado público existente.

Complemento de generación eléctrica para estaciones de recarga de dispositivos eléctricos. Esto podría incluir vehículos híbridos conectables y vehículos completamente eléctricos.

Suministro de energía a equipos de telecomunicaciones, tales como antenas de cobertura móvil o Wi-Fi.

Por último, también podrían usarse como suministro de energía o complemento del consumo doméstico.

baldosa solar, todo sobre la baldosa solar, baldosa solar España, todo sobre la baldosa solar

Ciudades iluminadas con baldosas solares

Las baldosas que aprovechan la energía solar pronto podrían formar parte de los pavimentos de nuestras ciudades. La energía que produzcan puede usarse para el consumo de los edificios y calles.

Esa es al menos la visión de muchos expertos, incluido un grupo de científicos escoceses. Estos están trabajando en la creación de baldosas duraderas que convierten la energía del sol en electricidad para nuestras ciudades.

Con la mira puesta en el desierto

El investigador principal, el Dr. Azmy Gowaid y su equipo recibieron una financiación de 85.000 euros por parte de los organizadores de la Copa Mundial 2022 en Qatar. Estos lo eligieron entre otras ofertas de diseños innovadores para aprovechar fuentes de energía renovables.

En días soleados, las baldosas pueden producir 200 W de energía por metro cuadrado, y alrededor de 150 vatios si está nublado. El equipo de cinco científicos ya realizó un estudio piloto en el estadio Al Shamal en Qatar. Están planeando demostrar su prototipo en una de las sedes de la Copa del Mundo 2022.

Un innovador sistema de enfriamiento de la baldosa, que previene el daño por calor, se pondrá a prueba cuando las temperaturas superficiales alcancen los 80 °C.

El Dr. Gowaid señala que, si bien los costos de las baldosas pueden duplicarse con respecto al pavimento normal, la energía que producen significa que pronto se cubrirán los costes de instalación.

Una vez que se alcanza el punto de equilibrio, las baldosas continuarán produciendo energía durante otros 20 años, de forma gratuita y con poco o ningún mantenimiento.

Críticas a los paneles solares transitables

Después de años de proyectos piloto, un puñado de proyectos de vías solares en todo el mundo están revelando lo caro que es usar carreteras, en lugar de los techos y campos, como la futura superficie de generación solar del mundo.

Si bien el concepto ganó rápidamente un amplio respaldo público y fondos, la mayoría de los expertos en energía se mostraron escépticos desde el principio sobre las vías solares.

Primera calzada solar en Europa

En Francia, la primera calzada solar del mundo, llamada WattWay, se inauguró en 2016. El tramo de un kilómetro de paneles fotovoltaicos reforzados, construidos por el gigante europeo de construcción de carreteras Colas, costó 5 millones de euros.

Se esperaba que abasteciera 280 MWh de energía al año. En su primer año de operación WattWay solo generó la mitad de la producción esperada. La degradación natural de los paneles y el factor ensuciamiento de su superficie, no auguran mejora alguna en los años venideros.

Y no solo eso, sino que las baldosas solares cuestan entre 10 y 15 veces más por cada kWh instalado, en comparación con un panel de techo convencional.

Por lo que hemos visto en este artículo es posible que el futuro de las baldosas solares esté en la generación in-situ de pequeñas cantidades de electricidad para iluminación y publicidad, pero no como una alternativa rentable a los grandes paneles montados sobre los techos.

Si quiere saber más sobre energías renovables, sus tecnologías y procedimientos (baldosas solares, precio de baldosas solares, instalación de baldosas solares, almacenamiento de energía solar, autoconsumo de electricidad, bonificación energética, certificado energético, apertura del contador) visite nuestro portal.